11 jun. 2014

Primer capítulo del cortometraje: El mutante

Algo se agita bajo las aguas amplias y profundas del Embalse Rigoberto. Los daños que le hacemos a la naturaleza son como heridas realizadas en nuestros propios cuerpos: tarde o temprano repercuten seriamente en la salud.

Presento en esta entrada el cortometraje que estuve realizando en estos días, al que denominé “El mutante”. Ocurre en algún lugar de la Tierra, o de otra tierra quizás colonizada por nuestra descendencia (ahora que se han descubierto las Súper Tierras, por qué no). 
Aparentemente los problemas de hacinamiento de los residuos radioactivos han llegado a un punto tal que una empresa (que monopoliza todo un país) ha decidido arrojar los contenedores directamente a las aguas del embalse. O tal vez lo haga por pura negligencia. Lo cierto es que la impunidad de Industrias Perenford a llegado a un extremo más que odioso.

El descontaminador
Claro que la contaminación por desechos radioactivos es en el altísimo número de los casos perjudicial para los organismos. Todas las mutaciones producidas en la descendencia son en primera instancia deletéreas. Pero podría ocurrir, en un caso en miles de millones o más, que las mutaciones azarosas representen una ventaja para el individuo.
En ese caso, los mismos tendrán más posibilidades de supervivencia que sus congéneres que no poseen la mutación, y se reproducirán con mejores resultados. De manera que en teoría podría darse el caso de un conjunto de mutaciones beneficiosas que hagan un cambio muy grande en una criatura. Un cambio tan grande que nos resultaría incluso dificultoso a primera vista entender de qué antepasado provino.

Puesto de control
De todas maneras, este corto no pretende ser una documental, sino simplemente ficción. Todos los personajes son ficticios, al igual que los lugares que se mencionan. Como dice al final del film, fueron creados por el autor de esta página y su hermano, César, hace bastante tiempo. Los mismos aparecieron publicados o mencionados en una revista periódica denominada Phobos y Deimos, propiedad de los mencionados. El primer número de dicha revista de historietas se ve en la mesa del personaje que deja paso al vehículo que lleva la carga mortífera.

Complejo Minero de Perenfordland

De manera que Industrias Perenford, que tiene propiedades esparcidas por doquier, que se extiende sobre enormes territorios como una mancha malsana, está gestando algo que pronto se saldrá de las manos de todos.

Un cómplice de El Granuja

Hay, sin embargo, una luz de esperanza. Un individuo que siempre estuvo enemistado con el Señor Perenford, apelado El Granuja y cuyo verdadero nombre e identidad son inciertos, hará todo lo posible por desmantelar el país que ha generado este multimillonario. Un país sumido en la incertidumbre, donde la libertad de expresión es frase prohibida y todos los medios de comunicación son variables dependientes. Un país que se ha construido sobre la mentira y en el que rige a la perfección la famosa frase "Panem et Cirsenses". 
En ese país, en Perenfordland, la política y la justicia tienen nombre y apellido.

La cuadrilla de descontaminación. Quizás la única finalidad sea limpiar el
camión para la siguiente carga radiactiva.

Bueno, después de esta fastuosa introducción, en realidad la finalidad de esta entrada es educativa, pues cualquier duda referente a la conformación de las escenas puede ser planteada en esta misma entrada. Si es complicado de explicar en un comentario, haré un tutorial al respecto.

La Ranita. Un personaje aparentemente inofensivo que quizás cumpla
un papel fundamental en la historia
Un mapa de la zona en cuestión
El siguiente es el cortometraje en cuestión:



En fin, cualquier pregunta al respecto será bienvenida. Y también, por supuesto, sugerencia para mejorar la cosa porque los errores siempre se hacen presentes a la cita.
Eso sí, espero poder continuar con los capítulos.

Pf: Mariano Miguel Lanzi